Día del Sándwich Mixto: ¿Por qué se festeja?

0
23

Cada 12 de abril, el mundo celebra el nacimiento de este clásico bocado que los argentinos hicieron parte de su dieta habitual.

Pocos platos en el mundo gastronómico logran trascender tantas barreras como un clásico sándwich de jamón y queso. Una receta simple, de ingredientes accesibles y sabores que se complementan es el secreto para que el mixto sea el favorito de grandes y chicos.

Como toda tradición culinaria, esta comida también tiene su día, cada 12 de abril se celebra el Día del Sandwich Mixto en todo el mundo. Una ocasión que invita a visitar la fiambrería del barrio y armar uno de la forma que más les guste, con mayonesa, con manteca, con pan negro o blanco, todo vale.

Aunque existen diversas teorías sobre su procedencia, hay una que predomina entre los historiadores gastronómicos. Los primeros indicios de esta receta surgieron en el siglo XVIII gracias a John Montagu IV (1718- 1792), conde de Sandwich, una ciudad ubicada en el condado de Kent, en Inglaterra.

El aristócrata era un adicto a los juegos de naipes pero tenía una particularidad, no le gustaba ensuciarse las manos mientras jugaba, por lo tanto, sus sirvientes le servían trozos de jamón entre dos panes.

En Francia los sandwiches mixtos aparecieron por primera vez en 1910 en la carta del café parisino “Boulevard des Capucines” con el nombre de Croque-monsieur. Se trataba de una receta con pan de molde, jamón cocido y queso, generalmente de emmental o gruyer, asado al horno, a la plancha o en una sartén. Su versión más conocida es el Croque-madame, cuya diferencia radica en la presencia de un huevo frito o a la plancha ubicado en la superficie superior. Recibió este nombre en referencia al tocado de las damas de principios del siglo XX.

El nombre con el que se conoce a este sándwich en Latinoamérica se debe a los cubanos, fueron ellos quienes añadieron el “mixto”. En los años `30, la sencilla receta comenzó a popularizarse en la isla y pronto se trasladó a Florida, un estado en el que hasta el día de hoy, dos de sus ciudades, Tampa y Miami, se disputan la autoría del nombre.
Si bien el verdadero origen de la receta se atribuye a los ingleses, recién se hizo conocida a finales del siglo XIX en Estados Unidos. Un dueño de un concesionario, llamado Harry Stevens, mencionó los sándwich de jamón y queso en una entrevista que le hicieron en 1984.

El empresario comentó frente a la cámara que esa era la única comida que se servía en los estadios de baseball de Nueva York. Cabe mencionar que para ese entonces, todavía no existía el furor por los “hot dogs” (panchos) que luego se convertirían en la comida chatarra de cabecera para el público de este tipo de eventos deportivos.

Como ocurre con todos los platos que se popularizan en varios países del mundo, los ingredientes pueden variar de acuerdo a los gustos de cada región, pero los tres ingredientes básicos: jamón, queso y pan, permanecen intactos.

Según el sitio que se visite, el sándwich mixto puede llevar agregados como tomate, pepinillos, vegetales, mayonesa, kétchup o mostaza. Además, puede incorporar otros fiambres como en Italia, donde se consume con salame genovés.

El pan tiene un rol igual de importante que su relleno y si bien hay diferentes variedades que predominan (francés, de campo, miga o árabe), lo que no le puede faltar es calor. No hay nada como un tostado mixto en una cafetería de Buenos Aires.

Dejanos tu comentario