Las personas que viajaron por turismo no podrán volver hasta el 31 de mayo.

La ministra de Seguridad se mostró conforme con la baja de la circulación: dijo que bajó un 66 por ciento la fluidez del tráfico en el comienzo del fin de semana largo.

A partir de las restricciones dispuestas por Alberto Fernández para mitigar la segunda ola de contagios de Covid-19, la circulación de vehículos en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) bajó un 66 por ciento. La ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, informó que existe un “alto acatamiento” a las medidas sanitarias y advirtió que las personas que aprovecharon el fin de semana largo para hacer turismo no podrán volver a sus hogares hasta que finalice el confinamiento, caso contrario se les iniciará una causa judicial.

“Si comparamos el sábado 22 con el sábado 15, la circulación vehicular disminuyó un 66 por ciento en toda la traza del AMBA. Por eso consideramos que hubo un acatamiento altísimo y estamos muy satisfechos. La mayor parte de la ciudadanía tomó conciencia de la importancia de cumplir con las medidas del nuevo decreto”, expresó la titular de la cartera de Seguridad, quien desplegó a 11.500 efectivos de las fuerzas federales en distintos puestos fijos de las principales autopistas, peajes y rutas de acceso a la ciudad, como también en 31 municipios del Gran Buenos Aires.

Frederic también se refirió a quienes partieron hacia la Costa Atlántica y al interior de la Provincia para realizar turismo, pocas horas antes del comienzo del aislamiento. A ellos les advirtió que no podrán regresar hasta el 31 de mayo, cuando vence el actual decreto. “El turismo está prohibido. Si hubo gente que se fue, no va a poder volver. Lo vamos a evitar“, dijo la ministra y señaló que podrían ser sometidos a “una causa penal”.

El confinamiento establece que “las personas deberán permanecer en sus residencias habituales y sólo podrán desplazarse para aprovisionarse de artículos de limpieza, medicamentos y alimentos y otros artículos de necesidad en los comercios esenciales y para retiro de compras autorizadas por este decreto, siempre en cercanía a sus domicilios”.

Según los registros del Ministerio de Seguridad, los vehículos que pasaron por los peajes del Sistema Vial Integral del Atlántico, que componen las rutas que van hacia Mar del Plata, representaron el sábado pasado apenas el 10 por ciento del movimiento en comparación con el fin de semana anterior. “La cantidad de personas que viajaron para hacer turismo a la Costa fue mínima“, remarcó el secretario de Articulación Federal de Seguridad, Gabriel Fuks. También señaló que el cumplimiento fue “excelente” no solo en el AMBA sino en todo el país: “el resultado fue altísimo, por ejemplo en Córdoba y en Corrientes”.

Más allá del optimismo por el bajo nivel de circulación, desde el área resaltaron que quienes transiten sin su autorización podrán sufrir la retención del vehículo y serán sometidos a causas judiciales y recibir sanciones penales por violar las medidas sanitarias. Los datos oficiales indican que entre sábado y domingo pasado se labraron un promedio de 133 infracciones por día de personas que no tenían los certificados habilitantes para poder circular y se secuestraron siete autos que fueron remitidos a sedes judiciales.

En cuanto a las manifestaciones, Frederic resaltó que “no están prohibidas, pero hay un principio que se impone que es el de la vida y el cuidado”. Por eso, afirmó que buscarán “desalentarlas” y remarcó que “se ocuparán de frenar a todo lo que transite por los controles que hay en puente La Noria y Pueyrredón”. “La Ciudad también tiene el compromiso de evitarlas”, añadió. Por último expresó por su preocupación por una marcha que realizarán mañana personas que se oponen a respetar las restricciones. “Es el sector que más nos preocupa porque están en contra de todo, ni siquiera creen que hay una pandemia. Es el más peligroso“.

Dejanos tu comentario