Barcelona impondrá un nuevo toque de queda nocturno por el aumento de contagios de COVID-19

Albert Batlle, teniente alcalde de la capital catalana, confirmó que decretarán la restricción de circulación. El promedio de edad de los nuevos positivos es menor a 30 años.

Las autoridades de Barcelona confirmaron que se anunciará un nuevo toque de queda para frenar los encuentros sociales y frenar el aumento de la tasa de contagios de COVID-19.

“Estamos a las puertas de que se decrete un nuevo toque de queda”, declaró el teniente de alcalde de Seguridad de Barcelona, Albert Batlle, quien detalló que la medida regiría de 1 a 6 por al menos dos semanas. “Supongo que de momento afectará a los próximos 15 días y a partir de aquí veremos cómo evoluciona”, añadió.

La franja permitiría el funcionamiento de restaurantes y locales comerciales, afectando principalmente a los bares, discotecas y las reuniones sociales o “botellones” en las plazas y playas, muy populares en la temporada de verano.

Según fuentes consultadas por El País, el ejecutivo catalán solicitará este miércoles la autorización al Tribunal de Justicia regional para aplicar la restricción de circulación en las zonas más afectadas por la pandemia, que no puede aplicarse de forma general porque para ello se necesitaría una declaración de estado de alarma.

Déjanos tu comentario