El centro, con veredas libres por primera vez en mucho tiempo

Tras un fin de semana de fuertes controles a la venta ambulante y protestas de manteros que piden seguir trabajando en el centro, la zona de la avenida San Martín amaneció despejada.

La zona de la avenida San Martín, entre las dos peatonales, amaneció ayer con una fuerte presencia policial y control municipal para evitar que los manteros ocupen de nuevo las veredas en el Día de la Madre. Uno de los puntos neurálgicos de la ciudad de Salta mostró por la mañana una postal que hace mucho tiempo no se veía, ni siquiera los domingos: veredas con espacio para transitar.

El Tribuno realizó una recorrida por la zona y transmitió en vivo a través de su cuenta de Facebook. «Estoy muy contenta de poder recorrer esta calle nuevamente. Espero que esto se mantenga así, hoy es domingo, habrá que ver mañana (por hoy) cuando todos salgan a trabajar si la zona permanece así, dijo una señora a este medio.

Solo los negocios de ventas de golosinas, algunas tiendas de ropa, carros pochocleros y negocios de comida funcionaban, en una mañana en la que muchos pasaban apresurados a comprar, a última hora, los regalos para las mamás.

Por su parte, el secretario de Protección Ciudadana de la Municipalidad de la Ciudad de Salta, Jorge Altamirano, que ayer recorrió esas cuadras, dijo que «el trabajo de articulación entre el Gobierno y la Municipalidad está dando sus frutos».

El funcionario estaba en la zona, junto a los móviles de la Ciudad y la Policía de la Provincia, «despejando» personalmente los pocos puestos improvisados de venta que se habían instalado en la vía pública.

«Abrimos una mesa de diálogo y venimos trabajando en lo que es la reubicación de manteros y vendedores ambulantes. Lo cierto es que en esta zona, y esto ya se lo comunicamos a los vendedores ambulantes, no se va a permitir ningún tipo de venta que no tenga una autorización municipal», sostuvo.

Las autoridades ofrecieron a los vendedores ambulantes instalarse solo por este fin de semana en las plazas España e Italia, que se encuentran en el parque San Martín. Luego del Día de la Madre tendrán que reubicarse en otras zonas de la ciudad. Solo algunos aceptaron la propuesta y otros realizaron protestas para que los dejaran permanecer en el centro sin plazos.

Déjanos tu comentario