“Es golpismo”: Juntos por el Cambio rechazó la marcha del 1F y crece la tensión con el Gobierno

El principal espacio opositor le reclamó al oficialismo que retire su apoyo a la convocatoria contra el Poder Judicial. “Buscan la renuncia de funcionarios judiciales”, dicen.

“Es golpismo”: Juntos por el Cambio rechazó la marcha del 1F y crece la tensión con el GobiernoJuntos por el Cambio emitió un duro comunicado contra el Gobierno por la marcha del 1F.

La alianza opositora Juntos por el Cambio rechazó rotundamente la marcha contra la Corte Suprema convocada por el oficialismo para el martes, a la que tildó de “golpista”.

“No solo es ir en contra de lo que la Constitución establece, sino que se trata lisa y llanamente de una actitud golpista, como lo sería pretender la renuncia del Presidente o de un miembro del Congreso por fuera de los mecanismos que establece la Constitución”, aclaran.

Juntos por el Cambio acusó al Gobierno de centrarse en los tribunales que tramitan causas contra Cristina Kirchner

El espacio opositor cuestionó el apoyo de funcionarios nacionales, incluido el presidente Alberto Fernández, a la marcha a Tribunales y afirmó que el respaldo oficial “es un acto de suma gravedad institucional y otro paso más en la política sistemática que asumió el oficialismo de atacar a los jueces que no se comportan según sus deseos”.

“El interés del Gobierno siempre estuvo centrado en los jueces o tribunales en los que se tramitan las causas de corrupción que afectan, principalmente, a la propia Vicepresidente de la República”, indica el comunicado.

Palacio de Tribunales, sede de la Corte Suprema de la Nación.

En ese sentido, Juntos por el Cambio cuestionó las iniciativas del Gobierno y el Frente de Todos en el Congreso para modificar a la Justicia y subrayó que la “firme actitud” del interbloque opositor en ambas cámaras “ha impedido que esas iniciativas prosperaran hasta el presente”.

Críticas a la teoría del lawfare

“Simultáneamente, se han tratado de justificar a las causas de corrupción ignorando la verdad o falsedad de los hechos o la culpabilidad o inocencia de sus autores, atribuyéndolas a un inexistente y burdo `lawfare´, una persecución política orquestada por la administración anterior, los medios de comunicación, empresarios y jueces. No importa entonces si esos graves hechos existieron o no, y quienes los cometieron, todo cae en la bolsa común del `lawfare´”, añadió el texto difundido.

Además, se cuestionó “la prédica constante tendiente a deslegitimar a las decisiones judiciales y a los jueces que fallan de modo contrario a los intereses del Gobierno” y se criticó la visita de funcionarios a la líder de la Tupac Amaru, Milagro Sala.

“Resulta inadmisible que varios ministros del Poder Ejecutivo hayan visitado a una condenada por corrupción, reclamando su libertad como si fuera ‘presa política’, cuando está siendo juzgada en varias causas, y ya ha recibido condena firme en alguna de ellas”, afirma el comunicado.

Juntos por el Cambio destacó que la forma para remover jueces de la Corte Suprema está establecida en los artículos 52, 59 y 60 de la Constitución Nacional. “Este procedimiento no puede ser sustituido por reclamos facciosos como los que alienta el Gobierno. No sólo es ir en contra de lo que la Constitución establece, sino que se trata lisa y llanamente de una actitud golpista, como lo sería pretender la renuncia del Presidente o de un miembro del Congreso por fuera de los mecanismos que establece la Constitución”, lanzaron.

En ese sentido, destacaron la importancia de la separación entre los distintos poderes del Estado e hicieron hincapié en que “el aspecto esencial a preservar y proteger” de la Justicia “es su independencia, esto es la autonomía y separación de los otros poderes estatales e, incluso, fácticos o económicos”.

“Sólo así se asegura la imparcialidad que tienen que tener los jueces para decidir con sujeción sólo al Derecho vigente y no a cualquier otro interés. La democracia requiere de la plena vigencia del Estado de derecho. La Constitución y las leyes dictadas en su consecuencia constituyen el gran marco de convivencia de una sociedad”, agregaron.

Como cierre, Juntos por el Cambio aclaró que “no se tolerará que se siga menoscabando la credibilidad de los jueces” y exhortó al Gobierno “a seguir los caminos que marca la Constitución, respetar las decisiones judiciales cualesquiera fueran éstas y finalizar los ataques permanentes contra la Corte Suprema de Justicia, sus integrantes y los tribunales inferiores”.

Cómo se gestó la marcha contra la Corte Suprema

La marcha fue impulsada por diversos sectores del kirchnerismo -entre ellos Luis D´Elía, Hebe de Bonafini y Aníbal Fernández- que la promovieron a través de las redes sociales mediante la consigna #1FMarchamosALaCorte. Está convocada para las 18 en la Plaza Lavalle frente al Palacio de Tribunales.

“El final del lawfare en la Argentina se tiene que terminar con el pueblo en la calle y que echemos a patadas a esta Corte miserable”, declaró D’Elía a principios de año. Luego aclaró que retiraba “lo de patadas porque nadie quiere violencia”.

En el Gobierno ya expresaron su apoyo los funcionarios más cercanos a Cristina Kirchner. Entre ellos, el viceministro de Justicia, Juan Martín Mena; el ministro de Hábitat, Jorge Ferraresi, y la interventora de la AFI y presidenta de Justicia Legítima, Cristina Caamaño.

Déjanos tu comentario