Estudiantes marcharon contra el acoso y abuso en las escuelas de Salta

Es la primera vez que sucede una marcha masiva de este tipo encabezada por alumnas. Se siguen conociendo cada vez más casos que suceden en los establecimientos educativos, y que involucran a profesores u otros estudiantes.

Ayer, alumnas de distintos colegios secundarios de la ciudad de Salta, se manifestaron en el centro salteño, a raíz de los numeros casos de acosos e intentos de abusos sexuales por parte de estudiantes y profesores. De manera insistente, pidieron que se implemente de manera real e igualitaria la Ley de Educación Sexual Integral, vigente en Argentina, desde 2006.
Al grito de «Queremos profesores, no acosadores», las estudiantes marcharon pasadas las 18 por el microcentro salteño. aseguraron que las situaciones denunciadas «existían desde hace años», pero «nos estaban callando y los directivos no hacían nada por nosotras». «Estamos cansadas de que se quieran sobrepasar profesores, directivos, y hasta alumnos del mismo colegio”.

Durante la última semana los medios de comunicación salteños reflejaron las múltiples denuncias de acoso sexual en los colegios capitalinos Juana Manuela Gorriti, 11 de Septiembre, Sargento Cabral, Facundo de Zuviría, Jean Piaget; y Julio Cortez, de Orán. Ayer se sumaron acusaciones en el colegio Polivalente de Artes. Mientras que en el Colegio Secundario N° 5094, Raúl Scalabrini Ortiz, se denunció penalmente un intento de abuso sexual a una chica de 13 años por parte de otros dos estudiantes.
Otra alumna, J., sostuvo que hoy existe una mayor movilización por la visibilización que se logró con el feminismo. Aún así, afirmó que «todo sigue igual», sólo que «ahora la gente lo esconde un poco más, pero sigue estando ahí». En ese sentido, dijo que sostener ese tipo de prácticas «es horrible» porque «en cualquier momento explota como ahora y es una cosa espantosa».
Una de las alternativas para encausar posibles soluciones, es que exista una escucha real por parte de los docentes y directivos, y que a partir de allí, «se nos tome en cuenta de verdad cuando denunciamos estas cosas». Por ello, pidió que se generen actividades concretas para lograr una mayor consciencia sobre los casos de acosos y abusos, más los maltratos que sufren les estudiantes. «Está pasando y es real», subrayó.
A pesar de ello, dijo que la movilización de ayer fue «muy importante» y «loca también». «De repente somos una banda de chicas, se siente lindo y me siento acompañada en estas cosas», expresó.
Por su parte, María Paz, dirigente estudiantil de la Unión de Juventudes del Socialismos (UJS), no dejó de lado el pedido de justicia «a todas las compañeras que fueron valientes de denunciar a sus acosadores y abusadores». Indicó que una las razones que permiten este tipo de violaciones a los derechos de las alumnas, es la falta de educación sexual integral (ESI) en los colegios.
Es por ello, que durante la marcha estuvieron levantando firmas para que se implemente la Ley de ESI, mediante una materia curricular, que tenga dos horas de duración y que además, sea implementada en todos los niveles educativos a través de un equipo interdisciplinario. Precisó que se trata de una herramienta importante para «afrontar y contener a los estudiantes».
También dijo que otra herramienta significativa son los centros de estudiantes. Sin embargo, en Salta no existen más de 10 en todo su territorio. Esa falencia, «significa que hay un bloqueo de parte de las directivas que no permiten que se organicen les estudiantes», consideró María Paz.
La valentía estudiantil
En la jornada de protesta, no estuvieron únicamente las estudiantes, sino que fueron acompañadas por distintas organizaciones de derechos humanos y feministas de la provincia. Sofía Fernández, integrante de la Fuerza de las Mujeres, dijo que a pesar del dolor y el malestar que se generó con cada caso revelado, le pareció «muy importante el empoderamiento de la juventud».
«Que salgan a las calles, que no se queden más calladas y que denuncien», remarcó. «Estoy contenta que les chiques tomen la posta», agregó. También insistió en el pedido por una real implementación de la ESI, y que su enseñanza no sea únicamente con les alumnes sino también hacia el cuerpo docente, directivo y personal del Ministerio de Educación de Salta.
Contó que su dictado desde el 2006, es malo y desigual en toda la provincia. Remarcó que en la Capital, existen algunos colegios que la dictan y otros, que no. «Hay que imaginarse lo que es en el interior de la provincia con sus 60 municipios», precisó; ya que sostuvo que no hay demasiados docentes capacitados en ESI, y que para ello, hace falta una decisión política para que así sea.
Por su parte, Soledad Romero, de la Asociación de Derechos Humanos «Coca Gallardo», festejó la valentía y fuerza de les estudiantes que por primera vez deciden convocarse en masividad. «Realmente es admirable esta juventud», manifestó. Precisó que no es una solución inmediata poner más policías en los establecimientos, como corrió el rumor durante el fin de semana, sino que la ESI «sea un política educativa, que se implemente en todos los niveles y en cada agente que compone la comunidad educativa», señaló.

Déjanos tu comentario