Juventud, con la serie abierta para definir en el Martearena

El santo empató 0 a 0 en la final de ida con Talleres en el Plinio Zabala. Ganar, el único resultado que le sirve a los antonianos en la revancha.

El empate que ayer Juventud Antoniana consiguió frente a Talleres de Perico, 0 a 0, en el estadio Plinio Zabala de la ciudad de Perico, en Jujuy, es un buen negocio para esperar la revancha del próximo domingo en el estadio Padre Martearena, donde se definirá el ganador de la región Norte del torneo Regional Federal Amateur, que luego disputará la final de uno los ascensos en juego al torneo Federal A.

La serie quedó abierta para los antonianos contra el conjunto periqueño, aunque la localía en la revancha se torna más exigente para la formación que orienta Martín Martos, porque en Salta no tiene otra alternativa que ganar para llegar a la ansiada final por el ascenso de categoría.

Resultó muy pareja la primera final que se disputó en el estadio jujeño, el dueño de casa tuvo que salir a hacer el gasto. Pero Juventud durante los primeros minutos se mostró ordenado y apareció en ofensiva cuando Julián Acosta probó de media distancia. Y Talleres, a través de una pelota detenida se acercó hasta el arco defendido por Guillermo Bachke.

El sector derecho del equipo santo fue lo más flojo en la primera parte, puesto que a Nicolás Pérez le costó agarrar la marca y en algunos avances del rival la pasó mal, por lo que siempre necesitaba el auxilio de un compañero.

La presión de un lado y del otro, las infracciones en reiteradas ocasiones y las imprecisiones dejaron al descubierto un trámite sin lucidez y con cierto desorden. Si bien Talleres por todos los medios, con más empuje, buscó tomar el control del juego, el trabajo de contención desde el lado antoniano encontró positiva respuesta, con una buena tarea de Nicolás Aguirre.

Dio la sensación de que el expreso concretaba mejor el trabajo en la mitad cancha pero careció de claridad en cada avance hasta llegar en el arco contrario; mientras el santo, con Hernán Hechalar en soledad, careció de profundidad en la zona ofensiva.

En la parte complementaria, tras corregir los errores del período inicial, Nico Aguirre volvió de los camarines más concentrado. Martín Esparza y Gustavo Mbombaj ingresaron desde el banco de relevos, ambos con eficiencia. Pero Esparza fue expulsado sobre el final. Y así, Juventud fue cerrando su presentación con una igualdad que ahora en el estadio Martearena deberá transformar en victoria.

Déjanos tu comentario