La policía de Salta continúa buscando a David Sulca

David Sulca desapareció hace más de un mes luego de haber dejado unos caballos en el paraje Las Capillas, en el departamento de Rosario de Lerma.
De acuerdo con lo que se informó oficialmente, las autoridades locales mantuvieron este lunes una reunión de planificación logística para determinar cuáles serán los pasos a seguir en el marco de los operativos que se desarrollan para tratar de encontrar al muchacho.
Según precisó el Ministerio de Seguridad, durante este martes se enviará a otra comisión de policías capacitados en búsqueda y rescate en altura a la zona donde esta persona fue vista por última vez, con el objetivo de encontrar algún indicio sobre su paradero.
El titular de esta cartera, Juan Manuel Pulleiro, participó del encuentro que se realizó en Campo Quijano, en el que se definieron algunos puntos claves del procedimiento que se realizará en las próximas horas. También estuvieron el director general de Seguridad de la Policía, Marcelo Armella, personal de distintas áreas de esta fuerza y baqueanos de la zona, entre los que había familiares de Sulca.
Al respecto de este operativo, Pulleiro señaló que los efectivos que subirán a la montaña pertenecen al Grupo de Operaciones Policiales de Alto Riesgo y al Grupo de Operaciones de Rescate en Altura, los cuales tendrán la ayuda de los vecinos del lugar y de miembros retirados del Ejército Argentino.
El joven de 21 años se ausentó de su hogar el 15 de septiembre pasado y el 17 de ese mismo mes sus familiares realizaron la correspondiente denuncia por desaparición, razón por la cual se inició una investigación que quedó en manos de la Fiscalía Penal de Rosario de Lerma.
De acuerdo con lo que se sabe hasta el momento, la mañana del 14 de septiembre, Sulca salió montado en una mula a llevar a caballos y mulares hacia un puesto en las alturas de la puna salteña denominado Potrerillos.
El joven llegó al lugar y entregó los animales de manera correcta pero en el trayecto de regreso a su casa algo le ocurrió y nunca más regresó. Al momento de su desaparición, vestía un buzo celeste y unos pantalones grises.
Desde entonces, la madre, cuyo nombre no fue revelado, inició una campaña de búsqueda que contempló a amigos y familiares, pero también a todas las fuerzas de seguridad y civiles de la provincia.
“Hace cinco días se perdió mi hijito. Fue a dejar las mulas y no volvió más, nadie va de la policía, quería comunicarle a la gente de la Poma por si lo ve a mi hijito, es flaquito, con buzo celeste un pantalón medio gris”, advirtió la mujer en declaraciones, poco después de que comenzaran los operativos de búsqueda.
Desde su última posible localización en el medio de las montañas, hay una distancia de 7 horas a pie hasta llegar a la Ruta 40. Por eso, los rastrillajes por vía terrestre se convirtió en algo exhaustiva para aquellos que formaron parte.
En un primer momento, la fiscalía dispuso que colaboren en la búsqueda la Policía y la Defensa Civil de Campo Quijano, Bomberos, Policía Rural, División Canes y peritos de Criminalística, pero no pudieron dar con el paradero del joven.
En una reciente entrevista, padre de David, aseguró que no pierde las esperanzas de hallar a su hijo y consideró que podría estar escondido en la montaña y “enojado por algo” o sin intensiones de regresar “por vergüenza por no poder volver con los animales”.
”Vamos a ampliar la búsqueda a pueblos cercanos a los parajes, creo que mi hijo está vivo aún. No hay huellas que confirman que esté muerto”, remarcó el hombre el 10 de octubre último.

Déjanos tu comentario