Qué pasará con el dólar, los mercados y qué hará Guzmán para revertir la derrota

En la rueda electrónica, las acciones de los principales activos argentinos escalaban hasta 20%. El resultado de las elecciones primarias tiene una lectura positiva en el mercado, pero persisten riesgos en el camino hacia noviembre.

El día después de las elecciones primarias (PASO) 2021 que implicaron una contundente derrota para el Gobierno nacional, tuvo sus primeras reacciones en los mercados, que fue alcista. Puede haber incluso una escalada, que ya anticipan las operaciones del llamado pre-market con las acciones argentinas que cotizan en Nueva York con subas de más de 20%.

Los operadores venían posicionándose fuerte a la espera de una derrota del oficialismo en el primer test electoral en pandemia, pero el resultado más amplio de lo esperado intensifica las preocupaciones preexistentes sobre lo que vendrá en los próximos 60 días, hasta el 14 de noviembre cuando se llegue el turno de los comicios generales.

Eso porque los analistas descuentan que la derrota llevará al Gobierno a redoblar la estrategia de “poner plata en el bolsillo” de los votantes para mejorar el humor social, lo que generará mayor emisión monetaria que, a la larga, presionará sobre el dólar y la inflación.

La Casa Rosada ya tenía en carpeta varias herramientas para lanzar apenas pasadas las PASO. Ahora, con los 10 puntos de ventaja que la oposición le sacó a nivel nacional, se espera una segunda ronda de medidas de impulso fiscal “que serían más generosas de lo que se preveía, con su consecuente impacto sobre las necesidades de financiamiento vía emisión monetaria, entre otras cosas”, explicó Lorena Giorgio, economista jefe de la consultora Equilibra.

Para Ricardo Delgado, director de Analytica Consultora, el ajuste que se hizo en los primeros siete meses le da margen al Gobierno para reforzar el push electoral, la inyección fiscal a la masa salarial, en su apuesta hacia las elecciones de noviembre,

Volcar más pesos a la calle, en tanto, reforzará las presiones devaluatorias contra la moneda local, recalentando el dólar blue y los financieros. Desde la Rosada se buscará evitar cualquier salto abrupto del dólar, aun a costa de seguir perdiendo reservas del Banco Central (BCRA).

En ese sentido, si la presión es muy sostenida, la autoridad monetaria puede reforzar aún más el cepo cambiario, tras el torniquete sobre los dólares financieros que rige desde hace un mes.

Delgado considera que el acceso a dólares ya es muy limitado, pero que el Central todavía tiene margen para seguir endureciéndolo, en caso de necesitarlo y aunque recienta la actividad económica. “El dólar futuro esta en cero, puede limitar el acceso al mercado de cambios a los importadores, aunque eso implique menor rebote económico porque la importación de insumos es clave para eso. No es lo deseable, pero puede afinar los instrumentos para que la escasez de dólares se note menos”, planteó el economista en diálogo con Todo Noticias.

Déjanos tu comentario