Salta: apartaron a cinco docentes por denuncias de acoso sexual

El Ministerio Público Fiscal de Salta imputó al primer docente denunciado, Esteban Cruz, a quien se acusó provisionalmente por el delito de grooming.

A raíz de la denuncia penal y mediática, que realizaron los padres de una adolescente de 15 años que era acosada sexualmente por un profesor se conocieron numerosos hechos de acoso por parte de otros docentes del Colegio 11 de Septiembre, ubicado en el barrio Santa Ana 2, en el sur de la ciudad de Salta. El escrache no sólo fue hacia los maestros, sino que también se dirigió a las autoridades del establecimiento que minimizaron los relatos y hasta acusaron a las propias víctimas por «provocar».
La falta de respuestas por parte de los directivos motivó que ayer se realizara una nueva manifestación en las puertas del Colegio, por lo que la secretaria de Gestión Educativa del Ministerio de Educación de Salta, Roxana Celeste Dib, tuvo que hacerse presente y anunciar que cinco docentes fueron apartados de sus cargos, en cada uno de los establecimientos donde ejercían la profesión.
Además, desde la cartera que dirige Matías Cánepa se decidió remover a los directivos que no dieron trámite a las denuncias. En ese sentido, está la vicedirectora de la tarde, Gladys Fernández, quien se encuentra reemplazando a la directora, que desde el año pasado solicitó licencia por una situación familiar. Pero los padres no sólo piden el apartamiento de los directivos, sino también el de la supervisora del Colegio, Claudia García, ya que aducen que no actuó de inmediato.
La visibilidad de lo que ocurría en el Colegio se originó el lunes último, después de que estudiantes de ambos turnos realizaran una sentada en las puertas de la institución. La acción fue acompañada por familiares y ex alumnas, que también hicieron públicas las situaciones de acoso sufridas. Para ese momento, ya se sabía de la denuncia penal que radicó una estudiante de 15 años contra el docente de música Esteban Cruz, al relatar que en reiteradas oportunidades se insinuó de manera sexual y le propuso ser «amigos con derechos».
El director del Nivel Secundario, Gabriel Tejerina, informó que tomaron conocimiento de la situación ese mismo lunes y la supervisora fue a la escuela. Tejerina aseguró que allí se dialogó con el equipo directivo y los estudiantes, quienes terminaron contando de otras situaciones de acoso y maltrato. «De un relevamiento que hicimos quedan 5 docentes involucrados en este tema», precisó.
«Estos docentes desde el lunes ya han sido separados de sus espacios curriculares», dio a conocer el funcionario, aclarando que el apartamiento no fue únicamente en el Colegio 11 de Septiembre, sino en cada establecimiento donde los maestros daban sus cátedras. No se precisaron datos de los otros 4 docentes separados, pero se sabe que las instituciones donde dictaban clases eran de enseñanza técnica y de jóvenes adultos.
Para dar una pronta respuesta, Tejerina dijo que se aplicó la Resolución 546D, que habilita el funcionamiento del Protocolo de Actuación frente a estos casos o similares que involucren situaciones de maltrato, abusos sexuales o violencia de género, que se creó para casos que ocurren dentro de la institución entre estudiantes o docentes en perjuicio de estudiantes, o para aplicarse fuera del ámbito escolar y que involucren al alumnado.
Precisamente, la Red de Docentes por el Derecho a Decidir, denunció que este paso fue omitido por las autoridades educativas del Colegio. La docente, psicopedagoga e integrante de la Red Sandra Acosta recordó que este protocolo establece un formulario de comunicación y registro para cualquier tipo de sospecha. «Este protocolo obliga a denunciar ante la simple sospecha, porque no existe la obligación de investigar las pruebas del delito», pues esta tarea no les corresponde, expresó.
Por otro lado, Tejerina dijo además que ya se formó un expediente en la Dirección de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Educación, que habilitará a tomar las actuaciones administrativas correspondientes. Al ser consultado por la denuncia penal que habilita la investigación de la Justicia, aseguró que ante cualquier demanda que pueda hacerse desde el Poder Judicial se estará atento para contribuir.
En cuanto a la separación de los directivos, sostuvo que junto a Celeste Dib se encuentran en la búsqueda de los reemplazos, entendiendo que no hubo escucha ante las denuncias. En la visita que la funcionaria realizó al establecimiento, dijo que “hay cuestiones legales donde debemos reservar cierta información hasta tanto se pueda avanzar en el caso. Lo que si es cierto es que ya tenemos a los suplentes que van a reemplazar a los docentes que fueron separados de sus cargos”.
Además, subrayó que ningún estudiante que participó en la manifestación del lunes recibirá algún tipo de sanción. La aclaración se debió a que ese mismo día comenzó a correr el rumor de que las personas que estuvieron en la sentada tendrían inasistencia o amonestaciones. “Bajo ningún punto de vista los chicos van a tener una sanción. Cuando me enteré que había padres afuera del Colegio los hice pasar para poder charlar y decirles que ningún alumno será sancionado», afirmó.
Por su parte, el Ministerio Público Fiscal de Salta también tomó intervención e imputó al primer docente denunciado, Esteban Cruz, a quien se acusó provisionalmente por el delito de grooming. La fiscala penal de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual 3, Cecilia Flores Toranzos, dispuso la apertura de la investigación penal preparatoria, luego de la denuncia radicada oportunamente por la madre de una adolescente de 15 años. Se espera para los próximos días una audiencia.
La contención a los estudiantes
Una de las demandas por parte de las familias era proporcionarle el cuidado y la seguridad a sus hijos e hijas, en ese sentido, hoy está previsto que el equipo del Programa de Orientación Escolar se haga presente en la institución «para poder contener y darles la tranquilidad» a los estudiantes.
Tejerina dijo que lo más destacable es que las alumnas «han podido hablar», por el espacio que se generó con las propias autoridades ministeriales. «Esto que empezó por una situación, es producto también de que los alumnos han tenido la posibilidad de hablar y expresarse», afirmó.
En relación a los cuestionamientos por la falta de perspectiva de género y educación sexual integral que demostró el cuerpo docente y directivo, Tejerina dijo que los supervirores de su dirección recibieron capacitaciones en la Ley Micaela durante junio y julio, lo que luego los supervisores debían replicar en los equipos directivos.
En cuanto a la ESI, dijo que se está trabajando y que fue ese trabajo lo que posibilitó que «salga esto», en relación a las denuncias. «Al estudiante se le ha dado el espacio para expresar las situaciones que está viviendo, no sólo con el docente sino también en las casas. Por eso es importante y tiene valor el Programa de Escuelas en Alerta», dijo Tejerina.
Este programa prevee que los directivos de las instituciones educativas públicas puedan advertir tempranamente, mediante una plataforma virtual, sobre las problemáticas sociales que se hacen visibles en la comunidad educativa.

Déjanos tu comentario