Vasectomías: una práctica que crece en Salta

Es una cirugía sencilla y eficaz de anticoncepción, que de forma progresiva ha empezado a tener más demanda en los servicios de salud. Mayormente lo solicitan hombres entre 35 y 45 años.

La vasectomía es una intervención quirúrgica sencilla que se se utiliza como método anticonceptivo para quienes deciden no tener hijos o que ya los tuvieron y no quieren volver a ser padres. El médico urólogo Pablo Flores explicó que es una práctica sencilla, eficaz y bastante segura que puede durar entre 20 o 30 minutos, señaló que este año realizó en promedio cuatro intervenciones por semana, lo que representa un aumento de la demanda de sus pacientes, ya que hace un tiempo atrás hacía ese mismo número en todo el año.

Flores dijo que esa estadística anual se remonta al 2014, pero que desde entonces hubo constante aumento en la demanda de esta práctica, y atribuyó este incremento a hay mayor acceso a la información: «La gente empezó a estar informada, a ver que no era similar a una castración». Señaló que es un método sencillo, ambulatorio y eficaz, que se hace en 20 o 30 minutos.

«La información en general es por el boca a boca: tienen un amigo, algún familiar, a alguien que se lo hizo e informa, o a través de los medios. Muchas veces son las mujeres las que escuchan y se lo plantean a sus maridos, nos parece fantástico porque se hacían más ligaduras de trompas que vasectomías», afirmó. Igualmente esa proporción, aunque se acortó, aún se mantiene.

El promedio de hombres que pide la intervención tiene «entre 35 y 45 años», pero dijo que también hay jóvenes desde los 21 años y también adultos mayores entre 60 y 70 años.

El médico explicó el procedimiento, se puede hacer con anestesia local pero su recomendación es que el paciente esté sedado. «Consiste en dos incisiones en el escroto, en las bolsas, de menos de un centímetro. Se identifica el conducto deferente palpable desde la piel, se exterioriza, secciona y se hace la ligadura de ambos cabos», añadió que luego se hace un punto en la incisión y es todo.

Luego de realizada la cirugía es necesario que los varones sigan usando preservativo. A los tres meses deben realizarse un espermograma y este tiene que «dar cero». En ese lapso y hasta que no se eliminan todos los espermatozoides, los varones todavía siguen siendo fértiles.

Más sencilla y menos costosa

Flores dijo que en la medicina privada se hacen más vasectomías que en la salud pública, y opinó que faltan más campañas de difusión. E insistió en que la vasectomía es una cirugía mucho más sencilla, menos costosa y menos riesgosa que una ligadura de trompas para las mujeres.

Si bien dijo que hubo casos de pacientes arrepentidos, aclaró que fue un número muy bajo, y explicó que si quien va a acceder a esta práctica evalúa una eventual reversión posterior, se recomienda no hacer la intervención, porque se puede intentar con otra cirugía pero es bajo el porcentaje de eficiencia, un «40 o 50%.

Otra posibilidad para alguien que quiere ser padre tras haberse practicado una vasectomía es «recuperar espermatozoides, que permanecen en el testículo o en el epidídimo, que se pueden utilizar para una fertilización in vitro».

El médico señaló que antes de la operación los pacientes deben firmar un consentimiento informado. La ley nacional Nº 26.130 es la que regula la práctica y establece que a partir de la mayoría de edad se puede acceder de manera gratuita a la vasectomía. La excepción está dada para el caso de una persona declarada judicialmente incapaz, entonces es requisito ineludible la autorización judicial solicitada por el representante legal.

En los demás casos, el Código Civil vigente reconoce que desde los 16 años las personas pueden tomar de manera autónoma todas las decisiones sobre el cuidado de su cuerpo. Sólo es requisito dejar constancia por escrito de la decisión después de recibir información completa y comprensible. No hace falta el consentimiento de la pareja, ni tampoco haber tenido hijos.

El médico Esteban Rusinek trabaja en un proyecto del servicio de urología del Hospital Materno Infantil para abocarse a las vasectomías, una iniciativa que surgió para complementar el servicio de planificación familiar.

Rusinek agregó que todavía faltan detalles a implementar, como el circuito de las cirugías en varones, ya que la cartera de servicios de este Hospital está destinada sobre todo a los niños, adolescentes y mujeres.

El médico dijo que se realizaron algunas vasectomías «los días que se puede, pero en forma no constante, por eso el proyecto que pedí para poder ofrecerlo con planificación y al igual que las ligaduras de trompas». Por ahora están preparando un quirófano para la práctica ambulatoria de vasectomía.

Déjanos tu comentario